Te mostramos cuáles son tus obligaciones como empresario al crear un plan de igualdad en Madrid para tu empresa.

La igualdad de género en las empresas es una obligación

a Ley Orgánica que regula estas disposiciones igualitarias no es nueva; sin embargo, el pasado año se anexaron nuevas obligaciones que las empresas deben cumplir. Por ejemplo, todas las empresas que tengan una nómina de trabajadores mayor a 50 personas deben implementar un plan de igualdad, por cuanto muchas están gestionando su presupuesto para un plan de igualdad con el fin de cumplir la ley.

Bajo la norma, las empresas que tengan alrededor de 100 a 150 trabajadores tienen hasta el 7 de marzo 2021 para implementar este plan. E incumplir la Ley de igualdad efectiva puede acarrear sanciones tan graves como multas de gran cuantía hasta la pérdida de ayuda empresarial. Ahora bien, existen nuevas obligaciones que hay que adoptar y que están registradas en el Decreto Real 902/2020.

Estas empresas están obligadas a crear medidas preventivas contra el acoso laboral, especialmente cuando su origen obedece a discriminaciones sexuales. Las campañas de sensibilización de la plantilla laboral se tendrán que hacer de manera frecuente, con el fin de crear conciencia de equidad de género.

El plan incluirá protocolos que puedan llevarse a cabo frente a una denuncia formal que conlleve a una investigación, sin importar quien haya sido la víctima ni el acosador.

Auditoría retributiva: Una nueva obligación para acercar a la equidad laboral de géneros

Este término viene a representar un análisis que evalúa cómo la empresa retribuye a sus trabajadores. A través de este proceso se determina si existe una brecha entre los salarios entre hombres y mujeres, lo que supondría trato desigual e ilegal en materia laboral.

La auditoría también contempla la evaluación de las promociones laborales que se realizan, entre otros aspectos fundamentales de la organización empresarial y las asignaciones a su plantilla laboral. Por ejemplo, se evalúan los puestos de trabajo con el fin de determinar desigualdad de las asignaciones que obedezcan a discriminación por género.

Este proceso tiene como propósito asegurar que ambos sexos posean igualdad retributiva salarial. El plan de igualdad contempla las medidas que garanticen que tanto hombres como mujeres posean las mismas oportunidades, y de haber fallas, se hagan las correcciones pertinentes.

Las medidas propuestas en este proyecto empresarial de igualdad serán voluntarias, salvo que se hallase la empresa en obligación por inadecuación legal. Y aunque no fuese una obligación crear el plan de igualdad, todas las empresas están sujetas por ley a establecer acciones contra la discriminación por género.

El plan de igualdad viene a representar un importante avance en materia de igualdad. Pero crear este plan requiere de expertos, llamados agentes de igualdad. La razón es que la auditoría de igualdad retributiva puede resultar confusa, y errores en su elaboración e implementación pueden exponer a la empresa a graves consecuencias.