Expertos en la materia consideran que esta la situación económica por la que pasa nuestro país no puede dejar de tener consecuencias en el empleo y, por ende, en la morosidad.

Por lo que respecta a las personas físicas, los abogados especializados en recobro de deudas están viendo un acuciante aumento de juicios monitorios y juicios rápidos de reclamación de cantidades. En los que el foco de todo ello se proyecta en quienes se encuentran en la economía sumergida, que no tienen ERTE, ni tampoco prestaciones. También aquellos que han visto reducida su jornada laboral, contaba con salarios bajos, o cobraban parte en B.

¿Qué ocurre con las personas físicas?

banco de españa
Banco de España

Por lo que respecta a las personas físicas, los abogados especializados en recobro de deudas están viendo un acuciante aumento de juicios monitorios y juicios rápidos de reclamación de cantidades. En los que el foco de todo ello se proyecta en quienes se encuentran en la economía sumergida, que no tienen ERTE, ni tampoco prestaciones. También aquellos que han visto reducida su jornada laboral, contaba con salarios bajos, o cobraban parte en B.

Las mencionadas anteriormente, cuando llegue el momento de que no puedan cumplir sus compromisos de pago, atenderán primero sus necesidades básicas, es lo que se conoce como la pirámide de Maslow, teoría que estructura las necesidades humanas de las más básicas a las más sofisticadas.

¿Qué ocurre con las personas jurídicas?

Por lo que respecta a las empresas, el incumplimiento de las obligaciones crediticias fruto del Covid19 se ha visto retrasado debido a las ayudas del estado de préstamos ICO, ayudas y contención de concursos de acreedores hasta finales del pasado año.

Pero, se prevé es que la crisis se llevará entorno a unas 50.000 y 100.000 empresas. Según las Aseguradoras de Crédito y Caución, 18% de empresas ha sufrido impagos significativos en 2020, y más de la mitad están retrasando sus pagos, y un 10% amenaza sus supervivencias por la moratoria.