Las disposiciones legales y la Ley Concursal publicadas en los últimos meses derivadas de la situación actual del COVID-19, nos han dado distintas herramientas para poder ayudar a empresas  en situación de insolvencia gracias a la ampliación de determinados plazos. 

Hoy os vamos a explicar cuáles son las medidas jurídicas adoptadas para hacer frente a la crisis del Covid-19 en beneficio de las empresas:

Concurso exprés en la Ley Concursal para empresas en situación de insolvencia

La actual Ley Concursal, nos permite articular mecanismos de disolución exprés de empresas en situación de insolvencia por causas objetivas, sin que ello suponga un estigma o punto final a la iniciativa empresarial futura de quien ha demostrado ser un buen empresario.

Consiste en un concurso de acreedores que se declara y concluye en el mismo acto por falta de bienes de la empresa. No se nombra a ningún Administrador Concursal y la empresa se extingue de forma inmediata teniendo los mismos efectos que un concurso de acreedores ordinario. 

Ampliación del plazo para solicitar la declaración del concurso

El plazo del que dispone el deudor insolvente con la obligación de solicitar la declaración del concurso de acreedores se amplia. Siempre atendiendo a la restricción de la libertad de movimientos y a la suspensión de plazos.

Si se presenta una comunicación de apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos, un acuerdo de refinanciación o adhesiones a una propuesta anticipada de convenio antes del 14 de marzo de 2021, no existe el deber de solicitar la declaración de concurso hasta transcurridos seis meses desde la comunicación.

Venta de unidad productiva para empresas en situación de insolvencia

Un concurso de acreedores también es idóneo para poder llevar a cabo la venta de una o varias unidades productivas pudiendo delimitar los elementos que conforman dicha unidad. Incluso existe la opción de poder realizarlo de una forma ágil al comienzo del procedimiento, a través de los denominados “pre-pack”, es decir, adjuntando una oferta vinculante por la unidad productiva al presentar concurso. 

Esta medida consigue que se acorten mucho los plazos y lo único que hay que velar es por que se haga la venta con la máxima difusión y transparencia.

Además, las actuaciones que están orientadas a la enajenación de unidades productivas en los concursos, han sido decretadas de tramitación judicial preferente hasta el próximo mes de marzo de 2021 con el claro propósito de mantener la actividad de las empresas y preservar su valor.

Esperamos que os hayan quedado claras estas nuevas medidas jurídicas y si tienes alguna duda o tu empresa se encuentra en una situación de insolvencia económica y no sabes que hacer, contáctanos y te ayudaremos a tomar la mejor decisión.