En el artículo de hoy os vamos a contar todo lo relacionado sobre la pensión de alimentos, incluido el hecho de si se puede reducir esta debido a la crisis provocada por el Covid-19. 

¿Cuándo tenemos que actualizar la pensión por alimentos?

Lo normal es que puedas elegir entre dos fechas diferentes. La primera opción consiste en aplicar la actualización del 1 de enero de cada año. La segunda es hacerlo cada vez que se cumpla un año de haberse dictado la resolución judicial en la cual se establece la obligación de pagar alimentos. 

¿Cuáles son los criterios que rigen para actualizar la pensión compensatoria?

Para realizar el cálculo de la pensión compensatoria pueden intervenir diversos factores. El criterio más relevante, por lo general, es el Índice de Precios de Consumo (IPC). Se trata de un indicador anual que cuantifica las variaciones en el coste de los bienes y servicios esenciales para las familias.
Otros elementos que pueden tenerse en cuenta como base para la actualización de la pensión son: el aumento de salario, las referencias a los ingresos fijos y las modificaciones en los convenios colectivos.

Los artículos 90, 100 y 103 del Código Civil contienen la legislación que se utiliza como base para las actualizaciones de pensiones. 

¿Prescribe la reclamación que no se haya efectuado? ¿Cuándo?

La ex cónyuge puede interponer una demanda de pensión alimenticia al Juzgado si no la modificas tras doce meses. Ahora bien, el beneficiario sólo podrá exigir las actualizaciones correspondientes a los últimos cinco años. Después de dicho plazo, prescriben.

¿Es posible reducir la pensión de alimentos por el Covid-19?

La pérdida de trabajo generalizada y la disminución de ingresos con motivo de la crisis desatada por el Covid-19 ha hecho que varios padres se hagan esta pregunta. Porque, dejar simplemente de pagar la pensión no es una alternativa válida.

De hecho, si se suspende el pago de la pensión sin un aviso previo, la ex cónyuge podrá presentar una demanda de pensión alimenticia, y los jueces pueden obligarte a cubrir el faltante. 

Para que eso no ocurra,  lo mejor es hacer un convenio con la otra parte. Eso sí, siempre recomendamos que lo hagas con la ayuda de un abogado especialista en derecho de familia. Si las dos partes están de acuerdo con la reducción de pensión, se deberá hacer por escrito en un documento que indique la nueva cuantía y deje claro que ambos progenitores firman de conformidad. Además, siempre es recomendable que el juzgado esté al tanto de este acuerdo, es decir, hay que judicializar el documento. 

Si no es posible llegar a un acuerdo, podrás acudir al Juzgado y solicitar una modificación pensión de alimentos. Ahora bien, si quieres conseguir la reducción de la pensión debes ser capaz de demostrar que tu situación económica ha sufrido un cambio trascendental y duradero, y que no pudo preverse al momento de establecer el acuerdo original.

En el caso de que la respuesta que recibas sea positiva, se aplicará el principio de proporcionalidad. Es decir, se tendrá en cuenta tu capacidad económica actual para fijar la cuantía de la nueva pensión de alimentos. Sin embargo, el magistrado se asegurará de que dicha cantidad no esté por debajo de la cuantía mínima, es decir, la cantidad necesaria para cubrir los gastos imprescindibles para el cuidado y la atención del menor. 

Recientemente, el gobierno publicó una norma jurídica relacionada con el ajuste a las pensiones alimenticias durante la emergencia del Covid-19. Estamos hablando del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril.

En su artículo 3 establece que la crisis sanitaria del Covid-19 es una circunstancia trascendental. Por lo tanto, se considera un motivo válido para solicitar el ajuste en la pensión de los progenitores más afectados en sentido económico.

Si te has visto afectado por la crisis del coronavirus y  necesitas disminuir la pensión de alimentos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para agilizar el proceso y que consigas tu objetivo con mayor facilidad.