fbpx

La huella del Covid-19: El incremento de empresas insolventes en España

10 de septiembre de 2020. Muller Friedman Abogados Mercantil Concursal

España es uno de los países que mayor incremento en el número de insolvencias de empresas va a registrar durante 2021 (un aumento del 44%). Situándose el séptimo país en el ranking a nivel mundial. Así la crisis económica a que se enfrenta, con un desplome del PIB que podría llegar al 13,6% en 2020, según previsión del Banco de España, influye en el incremento de las insolvencias.

Una empresa se considera insolvente, cuando aun teniendo patrimonio, muestra problemas de liquidez. Así, le resultaría difícil hacer frente a determinados gastos al carecer de recursos materiales para seguir con el desarrollo normal de su actividad profesional.

Mientras el Gobierno es optimista dando datos positivos a corto plazo sobre la economía española, la solvencia empresarial seguirá tambaleándose. Se predice por los economistas que todas las grandes economías excepto China, entrarán en recesión este año. Si aumenta la precariedad de la solvencia empresarial, el futuro está claro, muchas empresas no van a sobrevivir.

El impacto del Covid-19 en las empresas

La pandemia del Covid-19 ha causado un severo impacto en la situación de las empresas y la crisis sanitaria ha acelerado las fragilidades estructurales que arrastraban las compañías. Muchos sectores ya estaban frágiles antes de la crisis, especialmente el sector del comercio minorista no esencial, el sector de restauración y hotelero, así como el sector de automoción y transporte.  Muchas de estas empresas bajaron las persianas y llevaron sus libros contables al juzgado.

En cambio, en algunos sectores específicos, como el farmacéutico o los servicios relacionados con las tecnologías de la información, se han disparado las ventas.

Las empresas se enfrentan actualmente a un panorama de presión sobre su liquidez.  Esto se debe a que el reinicio de su actividad ha venido acompañado de un aumento en el requerimiento del capital circulante.

Problema de falta de liquidez de las empresas

El problema real que existe es que hay falta de liquidez y una disminución de la inversión privada. Ello, va a influir a que, en España, el número de quiebras, aumente exponencialmente. Esto podría hacer que se sitúe entre los porcentajes más altos del mundo junto a EE.UU, Brasil, Irlanda y Reino Unido.

Es verdad que muchas de las compañías siguen operando y que la declaración de insolvencia debería, en última instancia, permitir reanudar la actividad tras alcanzar un acuerdo con los acreedores. Pero la verdad es que se está produciendo un efecto dominó en las que se ven envueltas las empresas. POr esto, el desfase temporal en la corriente de cobros se convierte en una tarea imposible en la mayoría de los casos.

Datos de empresas a nivel mundial

Son alarmantes los datos respecto al número de empresas a nivel mundial, con una facturación en su conjunto de más de 100.000 millones de euros, que se han declarado en suspensión de pago. Más de 147 compañías, el doble que el año pasado.

Pues bien, entre los factores que paliarían las insolvencias hasta finales de 2020 y principios del 2021, son los siguientes:

  • Los cambios y medidas temporales diseñados para dar tiempo y flexibilidad a las empresas antes de recurrir a declarase insolventes (bajo ciertas condiciones. Como moratoria para evitar acciones con acreedores, extensión de plazos o incremento del limite de la deuda impagada para iniciar una solicitud de insolvencia)
  • Intervenciones gubernamentales de emergencia (aplazamiento de impuestos, subsidios salariales, etc.)

Con el objetivo de evitar una avalancha de concursos de acreedores que atasquen los juzgados, el pasado 28 de abril, el Gobierno ha aprobado el Decreto Ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales, concursales y organizativas en la Administración de Justicia, que contempla una moratoria para que el deudor presente el concurso voluntario desde que se declaró el estado de alarma, hasta el 31 de diciembre.

Pero el Decreto, no ha ofrecido un sistema que incentive a las empresas a encontrar un plan de viabilidad o una estrategia para continuar su actividad y no acabar en liquidación. La reforma ni siquiera llega a abordar el establecimiento de un procedimiento concursal especial, ágil y barato.

Y aunque entendemos, que el resultado, es una norma técnicamente muy mejorada, sigue sin estar adaptada a las actuales necesidades de nuestro sistema económico y que sería necesaria la consolidación y la sistematización normativa de la Ley Concursal.

Modificación del pocedimiento concursal 

El procedimiento concursal español se verá modificado otra vez a mitades de 2021, por la transposición de La Directiva (UE) 2019/1023 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 20 de junio de 2019 sobre marcos de reestructuración preventiva, exoneración de deudas e inhabilitaciones, y sobre medidas para aumentar la eficiencia de los procedimientos de reestructuración, insolvencia y exoneración de deudas, encontrados en la tesitura de adaptar todo el sistema jurídico a las nuevas modificaciones.

Hasta entonces, reiteramos la necesidad de abordar un proyecto futuro de Ley Concursal que ofrezca soluciones definitivas y ayuden a la continuidad de las empresas que se encuentren con problemas económicos, agravados ahora como consecuencia de la crisis generada por la Covid-19.

Muller Friedman

PLAZA MANOLETE 2, PISO 12 A, MADRID (FRENTE AL ESTADIO SANTIAGO BERNABEU)

Teléfono: 911 78 10 75

Contacto