fbpx

Diferencias entre Propiedad Intelectual y Propiedad Industrial

11 de Mayo 2020. Muller Friedman Abogados Mercantil Concursal

La propiedad intelectual y la propiedad industrial son un conjunto de normas que regulan y protegen la adquisición y el uso de bienes intangibles susceptibles de uso comercial. Ambas son fruto de la fase creativa e imaginativa humana. 

¿Qué es la propiedad intelectual?

La propiedad intelectual se relaciona con las creaciones de la mente, invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio. Se usa para referirnos al derecho de autor unilateralmente. Se proyecta sobre las creaciones de la inteligencia humana que tiene pacto entre el Estado y el autor, por lo que éste acepta la protección de su creación socialmente, a cambio de su reconocimiento como propietario, con el consiguiente derecho exclusivo de explotación económica o de concesión de licencias de explotación.

Por lo tanto, la propiedad intelectual se configura como un monopolio sobre la creación del autor que limita la libre competencia, y que justifica la imposición de limitaciones temporales.

Los derechos de propiedad intelectual se encuentran protegidos en nuestra legislación por normas y principios recogidos en el Real Decreto 1/1996, de 12 de abril, que aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

¿Qué es la propiedad industrial?

La propiedad industrial e la creación del intelecto humano capaz de ser aplicada en la industria. Se engloban diferentes elementos (patentes, diseños industriales, marcas, etc.). Merecen una amplia protección, ya que son vulnerables porque pueden ser fácilmente utilizados por cualquiera.

Los derechos de propiedad industrial se dividen en dos grupos que son de una parte los derechos relativos a las creaciones técnicas (como patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, títulos de obtención vegetal y las topografías de productos semiconductores.

Y de otra parte están: la marca, el nombre comercial, el rótulo de establecimiento, las denominaciones de origen y los nombres de dominio. Se encuentran protegidos por la Constitución Española, el código de Comercio, y normas específicas como la Ley 24/2015, de 24 de julio de patentes, los diseños industriales y semiconductores en la Ley 11/1988, de 3 de mayo, y sus respectivas modificaciones. La Propiedad Industrial se trata de un tipo de derecho que protegen a los creadores de invenciones para que puedan desarrollar su actividad en el mercado frente a los competidores y cuenten con una protección suficiente frente a terceros.

¿Cómo puedo proteger mi propiedad intelectual o mi propiedad industrial?

La inscripción de creaciones en el registro de la Propiedad Intelectual es voluntaria ya que la ley otorga protección a los autores. Aun así, es recomendable su inscripción en la oficina de registro de propiedad intelectual.

Para la protección de la Propiedad Industrial e impedir que terceros la usen sin los pertinentes permisos, hay que llevar a a cabo su registro en las oficinas correspondientes.

  • A nivel nacional, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)
  • A nivel europeo, la Oficina Europea de Patentes (OEP)
  • A nivel internacional, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)

Por otro lado, si hablamos de innovaciones formales de diseño (diseños industriales) o identidad corporativa (marcas o nombre comerciales), es necesario acudir a:

Acudir a una u otra oficina dependerá de en qué mercado o mercados pretende una empresa comercializar sus productos o servicios.

Muller Friedman

PLAZA MANOLETE 2, PISO 12 A, MADRID (FRENTE AL ESTADIO SANTIAGO BERNABEU)

Teléfono: 911 78 10 75

Contacto