fbpx

Ley de Segunda Oportunidad ¿Un salvavidas para Autónomos?

5 de Mayo 2020. Muller Friedman Abogados Mercantil Concursal

La Ley de Segunda Oportunidad posibilita a particulares y autónomos la opción de recuperarse de una mala situación económica, sin tener que menoscabar el derecho de sus acreedores. Pero lo importante, es que es un instrumento que nos da una oportunidad de no tener que malgastar el resto de nuestra vida penando por no haber logrado sacar a flote una idea (nuestros negocios). Cuántos autónomos, y más estos días, han tenido que echar el cierre y no saben que existe la posibilidad de no estar embargados el resto de sus vidas.

Como bien dice la propia ley en su preámbulo “Su objetivo no es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación: que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”. En este enlace podéis encontrar el texto con el que se aprobó en el BOE.

Pero vamos a lo concreto,

¿Quién puede beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad?

Los autónomos, un particular, las personas físicas y cualquier familia que no puedan hacer frente al exceso de endeudamiento. De esta forma, se abre un abanico muy potente para Pymes que no han conseguido salir adelante, y que no pueden hacer efectivo el pago de sus deudas. A partir de aquí tienes que contactar con un abogado experto que compruebe todos los datos para ver si se cumplen los requisitos.

 

¿Qué requisitos son necesarios para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

  • No haber sido declarado culpable en un concurso de acreedores.
  • No haber sido condenado en sentencia firme por delitos contra la Hacienda Pública, Seguridad Social; y el Derecho y Libertad de los trabajadores en los diez años anteriores.
  • Demostrar haber intentado llegar a un acuerdo con todos los acreedores y que no ha sido posible pagar por la situación económica actual del deudor. En este punto ya tienes que estar asesorado por un abogado experto en Ley de Segunda Oportunidad que te habrá puesto en contacto con un mediador para llevar a cabo esa primera parte del proceso.
  • Por último, aceptar inscribir el beneficio en un Registro Público Concursal (al que solo se tiene acceso con autorización expresa del juez).

Una vez comprobado los requisitos y efectuada la mediación, es totalmente necesaria ya la participación de un abogado y un procurador. Se debe presentar la solicitud de dicho beneficio ante el juez que haya conocido el previo concurso de acreedores. Y previamente a todo ello haber intentado, al menos, un acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores (la mediación que antes mencionábamos).

La solicitud debe ir acompañada de una propuesta de Plan de Pagos, que se adecue a tus capacidades y que te permite mantener un nivel de vida acorde, y confirmar que las opciones de las propuestas que ofrecen los bancos no son asumibles por el deudor.

Una vez visto esto, será el juez el que decidirá expuesto los documentos la exoneración de la deuda o no, o qué tipo de pago o quita se puede realizar. Las opciones son múltiples, pero siempre en beneficio del deudor.

Si necesitas ayuda con la Ley de Segunda Oportunidad, no dudes en llamarnos al 91 178 1075, Muller Friedman, abogados expertos en Derecho Mercantil.

Muller Friedman

C/ EDGAR NEVILLE 6, 28020, MADRID

Teléfono: 911 78 10 75

Contacto